Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘España’

Bien es sabido por todos los españoles la controversia que causa este peliagudo negocio que es el toreo.Por una parte, están sus defensores, los que dicen que el toreo es un arte, una tradición arraigada en los cimientos de la cultura española que no puede ser prohibida por nada del mundo. Afirman que el toreo es una forma de expresión, como la pintura o la escritura, y que su belleza tan sólo pueden apreciarla los buenos amantes de dichas corridas.Tan sólo les falta añadir que el color de la sangre derrámandose sobre la arena cobriza es el más bello espectáculo que uno puede grabar en sus retinas para confirmar totalmente el sadismo de la situación.

También están, sin embargo, sus detractores. Esos don nadie con ínfulas de ecologistas que reivindican los derechos de unos seres inferiores a los cuales hay que pisotear, torturar y sacrificar por el bien de la tradición y cultura española. ¡Qué desconsiderados, estos señores! ¿Cómo pueden oponerse a tan hermosa tradición y luego poder dormir por las noches? Es inadmisible.

Pero aún es más inadmisible que en la España del siglo XXI sigan existiendo estas macabras prácticas que, escudadas bajo la palabra “tradición” que tanto respeto parece infundar, siguen teniendo lugar a lo ancho y lo largo de toda la península.

Como por ejemplo, aquella tradición de tirar una cabra desde un campanario o de colgar un ganso de un cuerda sobre un río y quien le arranque la cabeza más pronto es el ganador. Como “punto a su favor” debo decir que el ganso ya está muerto, pero no os preocupéis, que hasta hace poco el ganso estaba vivito y coleando hasta que le arrancaban la cabeza de cuajo. Pero a nadie parece importarle el hecho de que un animal sea decapitado para el disfrute de cuatro descerebrados de esos que disfrutan con la sangre animal manchando sus manos, pues cada año, la localidad donde tiene lugar esta bellísima e interesantísima tradición, se llena hasta los topes, de tal forma que incluso tienen que cortar el tráfico. Hay que destacar que esta es una tradición que empezó hace 350 años, antes incluso de que Newton formulase su teoría gravitacional (para situarnos un poco), con lo cual, no creo estar equivocada si afirmo que, en lo que se refiere a cultura y tradición española, nos hemos quedado en el siglo XVIII. ¿Cómo si no se explica que se excuse una práctica tan cruel y despiadada en una tradición de hace más de 300 años y que se dé por válido dicho argumento? ¿Cómo se explica que se destine tanto capital al desarrollo de cargamento militar y se sigan conservando estas costumbres?

No sé si será impresión mía, pero a veces, tengo la sensación de estar viviendo en una especie de mundo paralelo donde se entremezclan la prehistoria y la edad futura, primando muchas veces la primera sobre la segunda.

Y es una pena, porque mientras sigan existiendo estas bastas costumbres y haya gente que las apoye, se seguirán realizando y televisando como si fuesen un gran espectáculo digno de verse en lugar de la horrenda práctica que es realmente.

Luego se quejan de que los extranjeros no conocen la riqueza cultural de España. Desde aquí, doy gracias de que sea así.

Aunque sería injusto acabar sin decir que al menos, gracias a la literatura, la pintura y alguna que otra obra arquitectónica, este país de siglos atemporales, parece un poco menos prehistórico de lo que es.

Y olé.

Anuncios

Read Full Post »

Buenas noches, tardes, mañanas o cualquiera que sea el momento del día en la zona horaria en la que residís.

No sé si debería presentarme yo misma o presentar al blog, aunque creo que la segunda opción me convence más de todos modos, pues aquí lo que interesa es lo que se escriba y no quién lo haga. Sólo deciros que soy española (hecho poco irrelevante) y que encantada de formar parte de esta comunidad.

Ahora pasando al blog y el fin que le daré. Bien, no me gustaría hacer un blog monotemático, básicamente porque al final, puede resultar bastante cansino hablar sobre un mismo tema en general, por lo tanto, dedicaré mi tiempo y este espacio, a hablar de la actualidad nacional e internacional, que siempre resulta de lo más variada e incluso inverosímil. Porque aunque parezca mentira, en el mundo suceden otras cosas aparte de lo que nos enseñan en esos programas tan culturales e interesantes que se suelen emitir en la sobremesa y que siempre, y hago hincapié en el siempre, son carne de zapping (y con razón).

Lo que quiero decir con esto es que tal vez hoy hable del interesante proceso reproductor de los escarabajos y mañana esté haciendo un análisis de los motivos por los cuales la crisis no afectará a España (porque aquí sólo existe el sol, la playa, el botellón y “la fieshhsssttaaa!”, nada de crisis ni chorradas de esas).

Y aunque acabo de decir que hoy tal vez hablaba de los escarabajos y su fascinante procesos de fecundación, me voy a decantar por otro tema cuanto menos polémico.

Y no, no me refiero a la nueva discusión entre la chica de turno y el macho ibérico sucedida en ese experimento sociológico apodado “Gran Hermano”, no. Me estoy refiriendo al desalojo de los vecinos de Cho Vito (Candelaria, Tenerife) y posterior derrumbe de las casas que llevan construidas desde hace más de cincuenta años. Algunos tal vez os preguntéis cómo es posible que les quiten las casas a los vecinos de esta pequeña localidad luego de cincueinta años de residir en ellas. Fácil: por la ley de costas. Sí, sí, esa misma ley que permite que complejos turísticos de gran envergadura y aún mayores ingresos, sean construidos prácticamente sobre el mar sin que nadie tema por el espacio marítimo-terrestre ni se escandalice por hacer un uso ilegal de la vía pública. Cabe resaltar, además, que la actual ley de costas fue formulada en el 88, lo que significa que las casas ya llevaban treinta años construidas antes de la dichosa ley.

Pero eso no es todo, sus casas han sido derrumbadas, así sin más, y toda esa gente que se ha quedado sin lugar donde vivir, deberán buscarse por sí mismos una residencia. Tal vez uno de esos hoteles construidos a primera primerísima línea de playa que la ley de costas tiene a bien de no contemplar (previo pago, por supuesto.)

Ahora bien, señores políticos, si se hacen las cosas, hacedlas bien.

Ya que han utilizado una ley formulada treinta años después de que el hecho “ilegal” se cometiese y piensan que está bien así y que no hay problema, digo yo:

Si ahora todas las madres que tuvieron hijos antes de la ley de ayuda de 2500 € reclaman ese dinero, por la misma regla de tres por la que han derrumbado las casas usando una ley posterior, también deben compensarlas a ellas por cada uno de los hijos que tuvieron, ¿no es verdad?

¿Qué responderían nuestros amados políticos para nada sobornables y mucho menos con intereses ocultos si les formulásemos esta pregunta? ¿Tal vez apelarían a una ley formulada en el 2026 o simplemente pondrán esa cara de estúpidos peseteros y nos deleitarán con uno de esos discursos sobre el por qué no es lo mismo derrocar una casa y destrozarle la vida a varias familias que dar una ayuda económica a las familias con hijos?

Yo apuesto por lo primero, es más de su estilo.

¿Y vosotros, qué pensáis? Dejad vuestra opinión, que a pesar del nombre, sí se aceptan los comentarios ;)

Read Full Post »