Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘toros’

Bien es sabido por todos los españoles la controversia que causa este peliagudo negocio que es el toreo.Por una parte, están sus defensores, los que dicen que el toreo es un arte, una tradición arraigada en los cimientos de la cultura española que no puede ser prohibida por nada del mundo. Afirman que el toreo es una forma de expresión, como la pintura o la escritura, y que su belleza tan sólo pueden apreciarla los buenos amantes de dichas corridas.Tan sólo les falta añadir que el color de la sangre derrámandose sobre la arena cobriza es el más bello espectáculo que uno puede grabar en sus retinas para confirmar totalmente el sadismo de la situación.

También están, sin embargo, sus detractores. Esos don nadie con ínfulas de ecologistas que reivindican los derechos de unos seres inferiores a los cuales hay que pisotear, torturar y sacrificar por el bien de la tradición y cultura española. ¡Qué desconsiderados, estos señores! ¿Cómo pueden oponerse a tan hermosa tradición y luego poder dormir por las noches? Es inadmisible.

Pero aún es más inadmisible que en la España del siglo XXI sigan existiendo estas macabras prácticas que, escudadas bajo la palabra “tradición” que tanto respeto parece infundar, siguen teniendo lugar a lo ancho y lo largo de toda la península.

Como por ejemplo, aquella tradición de tirar una cabra desde un campanario o de colgar un ganso de un cuerda sobre un río y quien le arranque la cabeza más pronto es el ganador. Como “punto a su favor” debo decir que el ganso ya está muerto, pero no os preocupéis, que hasta hace poco el ganso estaba vivito y coleando hasta que le arrancaban la cabeza de cuajo. Pero a nadie parece importarle el hecho de que un animal sea decapitado para el disfrute de cuatro descerebrados de esos que disfrutan con la sangre animal manchando sus manos, pues cada año, la localidad donde tiene lugar esta bellísima e interesantísima tradición, se llena hasta los topes, de tal forma que incluso tienen que cortar el tráfico. Hay que destacar que esta es una tradición que empezó hace 350 años, antes incluso de que Newton formulase su teoría gravitacional (para situarnos un poco), con lo cual, no creo estar equivocada si afirmo que, en lo que se refiere a cultura y tradición española, nos hemos quedado en el siglo XVIII. ¿Cómo si no se explica que se excuse una práctica tan cruel y despiadada en una tradición de hace más de 300 años y que se dé por válido dicho argumento? ¿Cómo se explica que se destine tanto capital al desarrollo de cargamento militar y se sigan conservando estas costumbres?

No sé si será impresión mía, pero a veces, tengo la sensación de estar viviendo en una especie de mundo paralelo donde se entremezclan la prehistoria y la edad futura, primando muchas veces la primera sobre la segunda.

Y es una pena, porque mientras sigan existiendo estas bastas costumbres y haya gente que las apoye, se seguirán realizando y televisando como si fuesen un gran espectáculo digno de verse en lugar de la horrenda práctica que es realmente.

Luego se quejan de que los extranjeros no conocen la riqueza cultural de España. Desde aquí, doy gracias de que sea así.

Aunque sería injusto acabar sin decir que al menos, gracias a la literatura, la pintura y alguna que otra obra arquitectónica, este país de siglos atemporales, parece un poco menos prehistórico de lo que es.

Y olé.

Read Full Post »